Hechizo de amor (2)

Pinchar dos cabezas de ajo con un clavo nuevo de acero, de forma que una quede encima de la otra.

Grabar, en la primera, el nombre y apellidos de la persona que hace (o manda hacer) el hechizo y en la segunda, el de la persona a hechizar.

Para esto se utilizará un alfiler que haya estado a la intempérie durante una noche de Luna llena.

Esconder el «trabajo» en una caja y no descubrirlo hasta que se haga realidad el deseo esperado.

Una vez conseguido el fin, deberá deshacerse del mismo.