Géminis ascendente Piscis

Mercurio-Neptuno Aire-Fuego
En esta combinación, Piscis, signo dual, refuerza la confusión, la inestabilidad, la despreocupación y las contradicciones de Géminis. Es difícil reconciliar estos dos signos, que no pueden aceptarse mutuamente. Esta persona rehuye las responsabilidades y las preocupaciones: prefiere dejarlas para los demás. Su egoísmo es monolítico, aunque a veces tenga arranques de abnegación. Su gran intuición le ayuda a sacar partido de una suerte no siempre merecida. Es fácil equivocarse al juzgarle, tanto si el juicio es bueno como si es malo. Su generosidad es superficial, y consiste sobre todo en asegurarse tranquilidad y una relación cómoda con los demás. Es inteligente y perezoso. En su vida reviste mucha importancia la influencia familiar y paterna. Debe aprender a no conformarse con las apariencias. Atracción por Virgo.