Escorpio ascendente Leo

Plutón-Sol Agua-Fuego
Se trata de una personalidad fuerte, a la que no conviene enfrentarse. Su potencia creadora conmueve y trastoca todo, imponiéndose a los demás por la fuerza de su magnetismo personal: fascina a todos, nadie se le resiste. Tiene una asombrosa capacidad de trabajo que agota a los que le rodean: es imposible seguir su ritmo. Da gran importancia a sus raíces, a su país y a su familia. Busca el enfrentamiento y el combate. Su orgullo le hace ser muy generoso o muy mezquino. Tiene una faceta despótica y tiránica: nunca consulta a los demás, que deben plegarse a su voluntad. Siente una intensa necesidad de acción. Siempre lleva lo que emprende hasta el final: nunca renuncia a sus deseos. Su obstinación le da frutos. Picasso fue uno de los nacidos bajo esta combinación. Atracción por Acuario.

Volver a SIGNO ESCORPIO