Escorpio ascendente Aries

Plutón-Marte Agua-Fuego
Escorpio ocupa aquí la Casa VIII de la carta astral, lo que refuerza sus valores. Este nativo siente fascinación por la muerte; sus tendencias morbosas, con un componente sádico, pueden volverse inesperadamente contra él y despertar sus latentes pulsiones suicidas. Se trata de una combinación difícil, dolorosa, apasionada, ávida de absoluto e incapaz de aprehender lo relativo: el sujeto vive como si estuviera sobre un volcán. Necesita canalizar su agresividad violenta y brutal hacia actividades que exigen concentración: tiene aptitudes para ser un excelente cirujano, dentista, psiquiatra, etc. Se caracteriza por la ambición, la fuerza y el poder que tiene sobre los demás. Puede hacer grandes cosas si encuentra una causa a la que entregarse en cuerpo y alma. Atracción por Libra.

Volver a SIGNO ESCORPIO