El lado oscuro de Tauro

Buscar el placer sin límite

Un Tauro es confiable, sensual y constructivo pero… ¡cuidado con ese mismo Toro enfurecido!
Ataca sin compasión a los que se le oponen, porque es obstinado, orgulloso y celoso.
Su vicio es el exceso de placer, tanto en la cama como el la mesa.
Los Tauro son capaces de un desenfreno que arrasa con cualquiera que intente seguirle el ritmo.

Volver a El lado oscuro de los signos