El lado oscuro de Aries

Violentos en potencia

Se trata de un signo emprendedor, inquieto, franco, con un innato sentido de la justicia.
Pero esas mismas cualidades positivas pueden terminar convirtiéndose en egoísmo, extremo individualismo, agresiones verbales, mal carácter, crueldad, desorden sexual y violencia. Un exceso de actividad puede llegar a aislarlos del entorno, llevados por una pasión personal.

Volver a El lado oscuro de los signos