El hombre Piscis y su salud

De la salud del hombre Piscis puede decirse cualquier cosa, excepto que sea robusta.
En primer lugar, padece frecuentes heridas o deformaciones en los pies, sobre todo si ha nacido entre el 22 y el 24 de febrero.
Padece con frecuencia desequilibrios o trastornos hormonales, pues tiene mal compensado el sistema endocrino. Otro tanto ocurre con su sistema linfático, que hace que sea propenso a inflamación de los ganglios. Está también predispuesto a los trastornos digestivos, intestinales y hepáticos.
El nativo de este signo debe evitar el contacto con enfermos contagiosos, pues tiene gran facilidad para contraer toda clase de enfermedades. Si en su carta astral predominan los signos de Agua, puede estar seguro de que padecerá todas las enfermedades infantiles, incluso en la edad adulta.
Tiende a retener líquidos en los tejidos, lo que le produce celulitis, edemas e hinchazones. Su salud puede darle preocupaciones incluso en la juventud. Se siente mal con frecuencia sin poder precisar los síntomas que sufre, que son difusos, vagos y cambiantes: constituye un enigma para los médicos.
En el aspecto psíquico, presenta con frecuencia inclinación al autismo, a la pérdida de contacto con lo real y a la esquizofrenia, cuando no es el alcoholismo o las drogas los que favorecen esa ruptura con la realidad. A Piscis le cuesta imponerse una disciplina de vida: su dieta o su ritmo de sueño son de lo más fantasioso. El nativo de Piscis aprecia la cocina exótica, que le permite viajar con la imaginación. En él se dan dos actitudes ante la comida: o no le importa y come cualquier cosa a cualquier hora, o bien es un gastrónomo de esos que organizan sus vacaciones en función de las especialidades regionales y preparan platos especiales incluso cuando están solos. Como norma general, le conviene comer a un horario regular; debe ponerse a régimen con cierta frecuencia, beber aguas minerales diuréticas (preferentemente sin gas) y comer pescado blanco, carnes rojas, cereales y verduras frescas, evitando féculas y dulces. Le están muy indicados los jugos de fruta, sobre todo de uva, y el caldo de verdura. Puede tomar té y café, que le estimulan un poco. Es recomendable que se imponga algunos días de ayuno al mes.
En la medida de lo posible, debe practicar todos los deportes náuticos: le sientan bien los climas yodados, y el Atlántico mejor que el Mediterráneo.

Volver a SIGNO PISCIS