El hombre Libra

hombre del signo libra
Gracia y finura son las palabras que vienen a la mente cuando se desea describir al hombre Libra. Hasta el hombre de este signo tiene algo de femenino en su apariencia debido a la influencia de Venus, que rige el signo. Es un hombre encantador que no trata de imponerse, sino de seducir.

Sus rasgos son regulares, con ojos tiernos y risueños; la frente es alta, coronada por una cabellera esponjosa que a veces le identifica mejor que cualquier otra señal distintiva; la nariz es recta, fina, bastante corta, indicio de poca voluntad; la boca es atractiva y bien dibujada; el conjunto se inscribe en un óvalo muy puro.

La silueta es flexible, más elegante que corpulenta, y camina airosamente. El hombre Libra es un bailarín inigualable. No hay nada en él que choque, nada que sorprenda verdaderamente, a no ser el gesto sobrio y una especie de distinción natural que nunca le abandona. Conrad Moriquand dice de él que su sonrisa parece una reverencia.

Volver a SIGNO LIBRA