El hombre Libra y su salud

El hombre Libra no tiene una constitución muy fuerte. Su punto«débil es la zona lumbar. Está expuesto a cálculos de riñon, insuficiencia renal, problemas en las vértebras lumbares, contracturas musculares, lumbalgias, etc.
Es interesante observar a este respecto que Libra es el signo de la relación con el otro, y que los ríñones son los únicos órganos que se pueden donar estando vivo.
Por otra parte, el nativo de Libra es excesivamente emotivo, lo que afecta negativamente a las glándulas suprarrenales. El ruido, la violencia, los gritos de la gente le producen una crispación visceral que provoca descargas de adrenalina. Esa emotividad puede también perjudicar la circulación sanguínea del hombre Libra, que se ruboriza o palidece a la menor emoción, contrariedad o agresión.
Se dice que Libra es el signo del equilibrio, y nada es menos cierto: es el signo que busca el equilibrio con mayor afán. No hay que olvidar que basta un toque en uno de los platillos de la balanza para descompensarla. Su fuerza reside en el fiel de la balanza, es decir, en su verticalidad, en su rigor, en su intransigencia: este signo conciliador es también un signo de principios.
El nativo de Libra, que es el signo de la justa medida, debe renunciar a los excesos y a las imprudencias. Beber dos litros de agua al día, con una ligera adición de jugo de limón, le evitarán muchos problemas en la edad madura. Esa práctica regular es muy conveniente para la depuración de los ríñones.
Le interesa, por otra parte, llevar una vida sana. Los deportes violentos están contraindicados para el nacido bajo este signo; se le recomienda, más bien, otros como el paseo, el tenis de mesa y la pesca, o actividades tranquilas como la jardinería o la horticultura.
Es muy aconsejable que haga regularmente ejercicio, para flexibilizar la región lumbar y evitar las rigideces dolorosas: la danza, incluso para los hombres, le conviene más que la gimnasia. Lo importante es que su organismo tenga una oxigenación lo más abundante y regular posible.
Para evitar o atenuar los problemas hepáticos que con frecuencia acompañan a los trastornos renales del hombre Libra resultan muy eficaces remedios homeopáticos como el Natrum phosphoricum.
Los problemas sentimentales repercuten también en su salud. No le conviene prolongar las situaciones de conflicto: vale más un divorcio o una separación que vivir en tensión permanente. El exceso de tensión es muy pejudicial para la salud de Libra, que puede deteriorarse de manera espectacular y desembocar en estados depresivos graves.
Las comidas del hombre Libra deben ser regulares. Le conviene una dieta ligera a base de ensaladas, frutas, verduras frescas, huevos y productos lácteos. Debe evitar todo lo que pueda irritar el riñon o la vejiga: alcohol, mostaza, guindilla, pimienta y té o café fuertes. La cocina japonesa, ligera y refinada, es ideal para Libra.

Volver a SIGNO LIBRA