El hombre Géminis

Cómo reconocerlo

El hombre Géminis es delgado, esbelto y flexible, dotado de andares ágiles y casi danzarines. Habla con las manos, y no puede estar sentado sin mover los pies: no puede estarse quieto. Durante su etapa escolar, le amargan las largas horas de inmovilidad que se le imponen y que le producen deseos de estallar. Como su planeta rector, Mercurio, tiene alas en los talones.
Tiene una cara triangular y alargada que recuerda un poco la cabeza del zorro: pómulos altos, mejillas largas y hundidas, frente alta pero huidiza y nariz delgada, a veces un poco puntiaguda; la barbilla que remata ese triángulo es fina. Todo es móvil en ese rostro, sobre todo los ojos: nada escapa a su mirada. A menudo sabe mover la nariz y las orejas, lo que forma parte de sus talentos en sociedad. Tampoco es raro que tenga dotes de prestidigitador, pues es muy habilidoso y nada le irrita tanto como los torpes que se golpean los dedos clavando clavos. Para él, la habilidad forma parte de la inteligencia y de la lógica; en ese terreno es un maestro.
Con su aire socarrón, con la sonrisa en los labios, da a veces la impresión de que se burla de su interlocutor. Es travieso y nada le divierte tanto como provocar, llevando a los demás hasta el límite simplemente por el placer de desencadenar una reacción; poco le importa que ésta sea llorosa o violenta.
Es hábil, bromista y conserva mucho tiempo un rostro y un cuerpo de adolescente. A los sesenta años aparenta veinte menos y conserva todo su encanto.

Una idea sobre “El hombre Géminis

  1. Por favor, en verdad necesito ayuda porque esta es la situación:
    El 16 de agosto del 2016 comencé a conocer a un chico géminis, pero me equivoqué terriblemente al irme con otro chico. No veía nada claro con el, me decía que si me quería pero me confundía demasido, así que por eso decidí alejarme de el e irme con otra persona que me decía claramente las cosas. Soy piscis.
    Hace unos días, el 15 de diciembre para ser exacta, hablamos de nuevo después de dejar de dirigirnos una palabra durante 3 meses, pero ocurrió algo… El me besó y me acompañó hasta mi casa. En todo el tiempo que estuvimos hablando ese día, no tocamos el tema de cuando dejamos de hablar.
    Cuando llegué a mi casa e inmediatamente me puse en contacto con el pero el se tardo un día en darme respuesta. Fue una respuesta demasiado cortante, yo quería sacar el tema de nosotros dos pero simplemente no pude porque en verdad fue demasido cortante conmigo.
    Quiero que vuelva a estar enamorado de mí. Quiero que esté enamorado de mí.
    Ayuda por favor, esperaré una respuesta cuanto antes ansiosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *