El hombre Géminis y sus aptitudes

El hombre Géminis siente casi siempre la necesidad de desarrollar dos actividades al mismo tiempo, de modo que una le descanse de la otra o le proporcione el estímulo que necesita, a menos que pueda ejercer una profesión dinámica, razón por la que suele inclinarse por profesiones como viajante de comercio, periodismo, etc. Como no puede concentrarse durante mucho tiempo, necesita tareas que se puedan realizar a corto plazo.
Inteligente, con facilidad de palabra y habilidad para la paradoja brillante, esta persona triunfa en las profesiones en las que hay que utilizar la pluma o la palabra: escritor, político o profesor. En esta última, suelen dejar una huella imborrable en sus alumnos, al menos en los más inteligentes. Su influencia puede ser nociva si los jóvenes toman en serio su cinismo y sus provocaciones.
Está dotado para la literatura, el dibujo y la música, disciplinas en las que trabaja como un esclavo, haciendo creer a los demás que sólo es un aficionado.
Agreguemos que es importante distinguir dos tipos de Géminis: Castor (cuando el signo está regido por la Luna, Neptuno o Saturno) y Pólux (cuando está regido por Urano, Marte o Júpiter). El primero es más artista, pero le cuesta situarse en la realidad; el segundo es más astuto, oportunista y despabilado.