El hombre Acuario y sus aptitudes

El hombre Acuario es diestro y hábil, lo que le garantiza el éxito en todas las profesiones manuales y artesanales. Ello no impide que pueda realizar brillantes estudios, siempre que acepte las enseñanzas que se le imparten. Puede ser ingeniero, técnico, incluso tecnócrata. Su pasión por la teoría y su capacidad para la práctica le convierten en el investigador por excelencia: se interesa por la biología, la física, la química, la medicina, la electrónica y prácticamente por todas las técnicas de vanguardia, sin descartar las ciencias humanas, de la sociología a la psicología.
Sus ideas son revolucionarias, pero es un individualista feroz. Aspira a la libertad para todos, pero exige que respeten la suya propia y no permite que se le imponga nada. Tiene inclinaciones elitistas, pero cree que sólo es aceptable la democracia. Ésa es, sin duda, la razón por la que tantos nativos del signo ocupan una posición marginal en la sociedad o tienen un destino repleto de altibajos. Por otra parte, eso no es malo para Acuario, que siente horror por la rutina y está apasionado por las experiencias nuevas.
Acuario es el más inventivo de los signos: su pereza le hace ingenioso. Por desgracia, vive adelantado a su tiempo y sus ideas no siempre son bien acogidas, aunque eso no le desalienta: las ideas le interesan más que los hechos, los proyectos más que las realizaciones. Eso que, en política, es un peligro… No es raro que sea un genio.

Volver a SIGNO ACUARIO