El hombre Acuario y el amor

En cuanto al amor, las contradicciones de Acuario se hacen inextricables. Si pudiera saber con certeza lo que quiere, su vida sentimental sería más feliz. Ama con sinceridad, o al menos así lo cree. Pero tiene tanto miedo a perder su libertad, que le basta sentirse comprometido para que encuentre mil pretextos para huir, aunque luego diga que es muy desgraciado.
El hombre Acuario debe elegir entre amoríos sin futuro, aventuras encantadoras pero insatisfactorias y amores imposibles por mujeres hermosas e inaccesibles, que le ofrecen toda la gama de emociones a que aspira sin temor a que se adueñen de él.
Le queda una solución: el matrimonio por amistad o complicidad con una mujer inteligente, divertida e independiente, con la que pueda compartir su vida sin que haya obligaciones para ninguna de las partes, dentro del mayor respeto hacia una libertad recíproca. En cualquier caso, el hombre de este signo siempre prefiere la unión libre al matrimonio tradicional.
Éste es el signo menos misógino del Zodíaco: está siempre dispuesto a tratar en condiciones de igualdad a la mujer que haya merecido su estima. Pero antes de encontrar su ideal, corre el peligro de acumular divorcios y rupturas.

Volver a SIGNO ACUARIO