El ciclamen

Esta planta de flores colgantes, rojas, rosas, malva o blancas, fue bautizada con ese nombre, que significa «rueda, círculo, ciclo» y deriva del griego kyklos, debido a la forma circular de los bulbos de su raíz.

Presagios, costumbres y símbolos relacionados con el ciclamen

plantas mágicasDesde la más alta Antigüedad se le atribuyen propiedades afrodisíacas. Se asoció, pues, con la sensualidad y la fertilidad de las mujeres y se incluía la raíz de ciclamen reducida a polvo en la composición de algunos brebajes y dulces afrodisíacos. Pero los cristianos de Oriente a la flor del ciclamen la llaman «mano de María», mientras que los franceses la denominan «guantes de nuestra Señora», pues tanto unos como otros creían que los 5 pétalos de que se compone cada flor forman la huella de los 5 dedos de la mano de la Virgen, cuando tocó esta flor. Así pues, el ciclamen hace alusión a la sensualidad, el erotismo, la pasión carnal, así como la bendición, la protección y la gracia. De ahí que, si regalas estas flores entre el 23 y el 29 de julio, mientras el Sol transita en el signo Leo, es más bien para expresar tu admiración ante la belleza de un ser, la nobleza y pureza de sus sentimientos, su delicadeza y bondad de alma.
Pero si lo haces entre el 22 y el 28 de octubre, mientras el Sol está en el signo Escorpio, es para expresar tus deseos, tu ansia de posesión, tus inclinaciones y pensamientos eróticos y sensuales. Finalmente, si las regalas entre el 19 y el 25 de noviembre, mientras el Sol pasa del signo Escorpio al de Sagitario, darás muestra de tus sentimientos apasionados, pero que no dejan de ser nobles.

Volver a Plantas mágicas