El amor bajo el endrino

Acercarse un viernes de primavera, a la hora de Venus, el arbusto llamado endrino (Prunus Spinosa) y pensar intensamente en el deseo amoroso que se quiera ver hecho realidad.

Meditar en ello la mayor cantidad de tiempo posible, preferiblemente toda la hora.

Tras esto, se cogerá una de sus hojas, que habrá de llevarse siempre con uno. Quien así lo hicera, verá satisfecho su deseo.