Cómo se lleva Tauro con los demás signos

El signo de Tauro está ligado a la Tierra, ya sea como elemento simbólico o natural. Eso significa que es práctico, concreto, materialista, sensual, obstinado, persistente, amante de los placeres y la buena vida. Sabe disfrutar al máximo.
Es fuerte pero también sensible, cariñoso y dependiente. Necesita afecto para saciar su alma y lo requiere de un modo concreto.
Tiene cualidades artísticas y los nativos de este signo están dotados para las artes plásticas o el canto.
Es tranquilo y estable, pero, cuando estalla, se comporta de un modo agresivo y arremete, igual que lo hace un toro, contra todo lo que tenga delante suyo.
Es fiel y leal a las personas a las que quiere, pero no le es fácil confiar en alguien, tardará mucho en entregarse.
Una vez que lo haga, será, probablemente, para siempre. Su gran debilidad es su rigidez y la falta de flexibilidad que posee frente a los cambios. Necesita seguridad en todos los órdenes, no sólo el material. Busca la posesión casi física de sus afectos, valores, bienes o sentimientos. Perder y deshacerse de lo que posee le provoca angustia y temor.
ARIES
Los dos tienen carácter fuerte y Tauro no tolera las reacciones de Aries, por lo que habrá conflicto. Pueden llevarse bien haciendo negocios o trabajando. Aries le dará a Tauro el impulso que necesita. Aries, el más impulsivo de los dos, deberá evitar presionar a Tauro, práctico y conservador. Tauro le dará segundad y capacidad de realización.
TAURO
Tienen la misma energía, así que se atraerán. La comodidad y confianza entre ambos será mayúscula y el afecto será lo que los una desde el primer momento. El punto débil es que los dos se resisten al cambio y los dos son más bien pasivos. Uno tendrá que activar al otro. El aburrimiento podría estar a la vuelta de la esquina. Si en la Carta de uno de ellos hay elementos de Fuego y Aire, esa persona será más activa y decidida que la otra. Entonces, se llevarán de maravillas.
GÉMINI5
Si bien no se parecen, pueden . complementarse. Géminis es disperso, charlatán, extrovertido, gracioso, inquieto, impaciente. Así como es de movedizo, es también cambiante en sus opiniones, amigos, parejas, afectos. Todo ello puede generar problemas de pareja con Tauro. Sin embargo, Géminis puede aportarle diversión y movilidad a un signo más bien pasivo e introvertido. Serán buenos amigos.
CÁNCER
Se atraen porque tienen elementos complementarios, uno le da al otro lo que necesita. Tauro proveerá seguridad, paciencia y estabilidad emocional al cambiante Cáncer, muy variable anímicamente. Pueden establecer una profunda relación de amistad y de pareja. Cáncer le da sofisticación a Tauro, además de cariño y afecto. Eviten las peleas, Tauro deberá ser muy paciente. Los dos son muy tercos, uno tiene que ceder.
LEO
Uno es Tierra y el otro Fuego, son muy distintos. Sin embargo, hay una atracción natural entre ambos, lleno de pasión y generosidad. Los dos son mandones y egocéntricos, así que deberán moderar su genio. Sin embargo, los dos son profundos, firmes, entregados, leales, fieles. Pueden formar pareja, o bien, ser buenos amigos, así como trabajar juntos en un emprendimiento independiente.
VIRGO
Se llevarán muy bien, porque son parecidos. Prácticos, serios, profundos, leales, fieles, pueden construir una sólida relación. Se atraen de manera natural. Los dos tienden al desánimo y los bajones afectivos, por lo que han de cuidarse. Virgo puede volver loco a Tauro con su detallismo obsesivo. Sin embargo, pueden llevarse muy bien como amantes, pareja, amigos o trabajar juntos. Uno de ellos habrá de ser más decidido.
LIBRA
Son signos compatibles afectivamente, ya que, a pesar de que Libra es de Aire y Tauro de Tierra, comparten planeta regente, Venus. Libra es rápido y locuaz, quizá, demasiado para el taciturno e introvertido Toro. Es, también, más superficial y menos fiel en el amor. Ahí habrá un conflicto seguro, ya que Tauro es muy posesivo y celoso. Juntos, pueden ser buenos amigos y disfrutar de una vida llena de paz y armonía en medio de algún sitio natural. El arte y la compasión,, así como el cariño también los unen.
ESCORPIO
Se sacarán chispas juntos, ya que existe una atracción natural entre ellos. Es una de las mejores combinaciones amorosas del Zodíaco, pero, también hay que decirlo… peligrosa. Los dos son muy posesivos y celosos. Escorpio exige mucha más unión emocional e intimidad que Tauro, lo que puede crear serias diferencias. También, es más fiel que el Toro.
SAGITARIO
Sagitario vive de viaje, dedicado a sus amigos, u ocupándose de asuntos artísticos, o bien, temas filosóficos y espirituales. Ama la libertad y jamás renuncia a su independencia. Los dos se querrán, pero no tienen mucho en común, excepto la espontaneidad y la bondad. Tauro le puede dar seguridad y Sagitario, diversión. Buenos amigos, hermanos, compañeros, pero no pareja a largo plazo, porque es muy probable que Sagitario se aburra.
CAPRICORNIO
Los dos son signos de Tierra, así que, deberían llevarse bien. Sin embargo, Capricornio es demasiado frío y ambicioso para Tauro. Todo depende de los otros elementos que haya en sus Cartas Natales. Los dos son práctico, realistas, trabajadores, profundos. En ese sentido son muy compatibles. Pero, no son tan fácilmente vinculables en lo amoroso, a pesar de que los dos son serios y responsables. Trabajarán bien juntos y Capricornio será el líder cuestiones económicas.
ACUARIO
Todo los lleva a no ser compatibles, ya que, por un lado sus elementos, que determinan la forma de sentir y comportarse, poco tienen en común. El Aire va rápido, es inteligente y desapegado. La Tierra es lenta, simple, práctica. Acuario está regido por Urano, el Dios del Cambio, de ahí que su estado de ánimo, pensamientos y conducta se modifiquen con tanta celeridad. Tauro es completamente distinto. Uno es conservador y el otro un rebelde, idealista y progresista.Tauro se resiste a los cambios, sufre con el cambio; a Acuario, le encanta, se muere si algo no cambia. Pueden ser buenos amigos, pero la relación no será sencilla.
PISCIS
Son muy compatibles, por ser de elementos vinculados entre sí: la Tierra alimenta al Agua y viceversa. Tauro como Piscis tienen una actitud comprensiva ante los problemas de la vida, son amables, cariñosos y los dos tienen muchos intereses artísticos. La sensibilidad y la suavidad en el trato, la ternura y la benevolencia, son elementos más piscianos que taurinos, pero los dos signos los manifiestan. Piscis es muy cambiante y difícil para convivir con él, dado que carece de la estabilidad, la fuerza y la fiabilidad de Tauro. Y, al Toro, Je cuesta mucho aceptar los cambios y las fluctuaciones del Pez, que a veces, se va más allá de la realidad. El espíritu y la energía de Piscis atraen a Tauro, y este se beneficia al sentirse seguro.

Volver a Signo Tauro