Cáncer en el Amor

Cáncer ama tan intensamente que aunque esté solo siempre tendrá algún amor imaginario o platónico al que dedicar sus noches de insomnio bajo la Luna llena. Y es que en el corazón de Cáncer hay una reserva de amor romántico para amar, sobre todo lo que no se puede palpar.

Cáncer enamorado es una caja de sorpresas. Puede llegar a convocar a todas las hadas del amor y hacer que su pareja se sienta el ser más mágico del planeta. Son famosos en el zodíaco por sus detalles y sorpresas eróticas que esconden tan sutilmente bajo su caparazón. Eso sí, le gusta el amor constante y seguro. De otro modo se encerrará en un estanque oscuro del que no saldrá hasta que haya llorado por el final de esa relación que no tiene futuro. Es decir que no terminará en  «y rieron felices…»

En el orgasmo Cáncer va más allá del placer personal. Es algo que sobrepasa los límites de lo físico. El o ella a lo que aspiran es a tener orgasmos cósmicos. Es decir, a traspasar las barreras del sexo y vivir experiencias aue rocen lo místico. Casi nada…