Buenas decisiones

Una vez que estemos seguros de nuestro derecho a la abundancia, es sólo cuestión de saber elegir los métodos y tener la perseverancia necesaria para alcanzar el éxito. La confianza en nosotros
mismos y en nuestras capacidades hará que decidamos bien.
Debemos tener presente que todo el esfuerzo, el tiempo y la energía que invirtamos, agregarán un valor extra a nuestros beneficios, pues nos permitirán desplegar nuestro verdadero potencial.
En otras palabras: aprender a ganar dinero no es tiempo perdido para el espíritu, sino todo lo contrario, ya que materializar bienes es un don positivo.

Volver a Los mandamientos de la Prosperidad