Baño de amor

Recoger, o hacerse con gran cantidad de hojas frescas de la hierba llamada aquilea (Celedonia), nada más terminar el paso de la luna nueva en Tauro.

Si se quiere enamorar a una persona en especial, se reducirán las hojas a polvo y se vertirá una cucharada del resultante en una taza de agua hirviendo, dejando reposar el té hasta que alcance la temperatura ambiente.

En este «caldo» se introducirá un objeto que vaya a ser regalado al amado, o se rociará al mismo con este agua. Si se busca y espera encontrar a alguien que se acomode a las ideas y deseos del interesado, pero sin saber éste quién o quiénes puedan ser, se utilizará el té en el baño, o ducha, esparciéndolo por todo su cuerpo aún mojado, y no secando el mismo hasta que éste lo haga de manera natural.

Para que el trabajo se vea, aún si cabe más potenciado, si se conoce al amado, se le hará llegar a su piel una pizca de polvos de raíz de lirio de Florencia, y si se utiliza para el baño, se echará una porción de éstos al té. De igual manera, los dos trabajos pueden completarse perfectamente.