Aries ascendente Tauro

Marte-Venus Fuego-Tierra
Aries arremete, emprende, descubre, comienza las cosas y Tauro, tomando el relevo, aporta un elemento de paciencia y continuidad que ayuda al sujeto a terminar la tarea.
El ascendente Tauro puede acentuar el egoísmo de Aries porque es sensual, realista, apegado a las cosas de este mundo y poco proclive al sacrificio; pero también le ayuda a organizarse mejor, a sacar mayor partido de sus ideas, a veces geniales y siempre muy novedosas.
Tiene un amor profundo por la vida, un gran deseo de eficacia y firme voluntad para lograr sus objetivos, así como una enorme capacidad de trabajo.
La resistencia y el vigor de Tauro se alian con la fogosidad de Aries. Se trata de una personalidad que tarda en afirmarse. Problemas relacionados con el padre (enfermo, ausente, arruinado…). Atracción por Escorpio.

Volver a Aries