Aptitudes de la mujer Virgo

La mujer Virgo está hecha fundamentalmente para servir, y ello le abre un horizonte bastante amplio. Tiene una amplia gama para elegir: desde la abnegación que exigen las profesiones médicas o afines, hasta las ligadas al sector servicios. Es competente esté donde esté y haga lo que haga: cocinar, preparar un medicamento, llevar una contabilidad, preparar un curso o dirigir un hotel.
Secretaria o maestra, farmacéutica o empleada de correos, es siempre insustituible. Es raro encontrar en una sola persona tantos méritos y virtudes como en la mujer Virgo: buen criterio y suficiente sentido crítico como para aconsejar a sus jefes, a veces menos perspicaces que ella; eficacia y sentido de la organización para saber hacer varias cosas a la vez; dedicación y espíritu práctico para administrar una economía considerable… y, por si fuera poco, tiene la suficiente modestia como para saber destacar los méritos de sus compañeros de trabajo, o para contribuir a la defensa de sus intereses.
La Virgo prudente se contenta con una situación subalterna, y la Virgo alocada tiene más ambición e iniciativa, que le permite triunfar en los puestos más altos y hacerse aceptar incluso por los hombres más desconfiados respecto a las mujeres: sabe ganarse su estima y su respeto.

Volver a SIGNO VIRGO