Para aumentar la pasión

• Tome la pezuña izquierda de un lobo y llévela encima, así se obtendrá la máxima satisfacción del compañero y la máxima felicidad hasta que se toque la oreja de un mulo o de un eunuco, o bien el cuerno de un buey.
• Poner los pies desnudos dentro de un recipiente de agua limpia; tomar, luego, el agua con la mano y regar con ella un ramo de margaritas. Tómelas, séquelas y colóquelas en el cabello de la mujer amada. Ello aumentará su ardor y reforzará su amor.
• Corte una uña de la pata posterior de una zorra y póngala dentro de un vaso de agua ardiente durante veinticuatro horas, ello convertirá en un estado de enamoramiento apasionado a la persona más fría.
• En el día veintitrés de la luna, arrodíllese sobre una piedra puntiaguda, diciendo:

(Nombre de la persona amada), yo sufro por ti.

Al día veintitrés de la luna siguiente, la amada, que estará todavía fría con respecto al ardor del amante, sufrirá de la misma forma.
• Un mechón de cabellos de una campesina bañados en aceite despertará el ardor amoroso a quien lo lleve encima.
• Tome la ropa interior que ha utilizado su pareja antes del acto sexual, sumérjala en agua de fuente y déjela así durante toda la noche. A la mañana siguiente amase un pan mezclando la harina con esta agua y luego déselo de comer a un perro.
• Construya una pirámide con cartón o madera que respete en cuestión de proporciones a la de Keops. Para realizarla, recorte el material elegido, cuatro triángulos isósceles con una base de 30 cm (o 15 cm) y los dos lados de 14,2 cm (o 7,1 cm), uniendo, luego, los vértices de modo que se forme una pirámide de base cuadrada. Barnícela de rojo y colóquela bajo la cama de la persona a la que se desee despertar la pasión.
• Tome un poco de azúcar en terrones y tritúrelos en un mortero nuevo un viernes por la mañana, repitiendo a medida que se realiza la operación:

¡Abraxas, Abraxas!

• Conserve dicho azúcar, que unirá a una botella de vino, durante veintisiete días, en la oscuridad. Cada mañana se deberá agitar la botella durante un minuto y decir:

¡Abraxas, Abraxas!

• Repetir por la noche, durante tres minutos, pronunciando la palabra:

¡Abraxas, Abraxas!

Realizada esta operación, envuelva la botella con una tela negra. El último día añada al compuesto dos gramos de mostaza blanca y agítalo, todavía, tres días más.
La mujer que beba sólo la mitad del filtro será amorosa y ardiente.
Tome tres clavos de especia, canela y cardamomo, y póngalos en una sartén; coloque encima un capítulo del Corán al revés. Llene la sartén de agua de rosas, sumerja luego la camisa de su pareja y un pergamino con su nombre escrito y el nombre de los cuatro ángeles. Póngalo en el fuego y a medida que el líquido hierva también el amor tomará un mayor vigor.

Volver a Aumentar la energía sexual