Qué hacer ante la infidelidad

Aunque comprendamos que la infidelidad puede ser una oportunidad de superar un problema kármico, es comprensible para todos, que resulte difícil dominar la crisis pasional, en ocasiones histérica, que provoca semejante descubrimiento.
Esto sucede, porque la experiencia del dolor que provoca una infidelidad es uno de los traumas más impactantes por los que comúnmente pasa el ser humano.
Consejos prácticos para superar el trauma de la infidelidad:
A continuación le ofrecemos algunos consejos que lo ayudarán a pasar el mal trago de la infidelidad sin nefastas consecuencias para su salud psíquica y física:
• En un primer momento, es conveniente, reflexionar a fondo para evitar lamentables errores. Por ejemplo, no alertar a padres, amigos, etc. Tampoco, se debe poner al infiel entre la espada y la pared sometiéndole a un interrogatorio, ni amenazarte con el divorcio, ni tampoco insultarte llamándolo traidor.
• Hay que buscar las causas profundas que han llevado a la infidelidad. Una comunicación abierta favorece la clarificación de los auténticos problemas. Además, exponerlo a la luz contribuye a quitarte el sabor de fruto prohibido que producía la situación.
• Muchas infidelidades pueden ser indicio de una depresión o revelar una rivalidad con un hermano, un colega o un hijo.
• Por último, no está de más recordar que la fidelidad es una elección basada en el respeto al otro, en la confianza y la ternura. Y, como es mejor prevenir que curar, es importante que tengamos siempre presente esta regla de oro: Trata a los demás como te gustaría que ellos te tratasen a ti.

Infidelidad