Neptuno

astrología

Planeta Neptuno


Neptuno representa el principio de la disolución de los límites. Corresponde a las antenas cósmicas de una persona, que le permiten sentir lo trascendental y lo sutil. Nos permite percibir las correlaciones ocultas, las tendencias futuras y otros desarrollos.

Al mismo tiempo, Neptuno representa el anhelo individual de superar la conciencia cotidiana y ver las cosas más elevadas. En el proceso, el afán de Neptuno está dirigido hacia el reino espiritual, pero con frecuencia queda confuso por los licores y otros elementos embriagadores. La permeabilidad que a menudo provoca da como resultado uno de los niveles más altos de sensibilidad y un debilitamiento del cuerpo.

Rasgos Positivos

El médium. Fuertes aspiraciones espirituales. Una profunda convicción interior, basada a menudo en la experiencia personal, de que en todo hay un poder divino y debería reconocerse como tal. Gran receptividad y sensibilidad. Comportamiento compasivo, caracterizado por una simpatía casi ilimitada. Idealista, blando, capaz de ser devoto y médium. Gran deseo de experiencia mística. Lleno de fe en estar protegido y guiado por un poder más alto. Fuerte capacidad visionaria, excelente comprensión intuitiva y un bagaje inusual de imágenes e imaginación emocional.

Rasgos Negativos

El borracho y el adicto a las drogas. Impulsado hacia una dirección peligrosa por una potente —con frecuencia no reconocida o subestimada— fuerza interior. Se lo seduce con facilidad y se ve en peligro por la adicción, en especial a los elementos embriagadores. También en peligro de verse superado y arrastrado por las corrientes colectivas, que van desde las tendencias menos dañinas de la época hasta los excesos violentos de la histeria de masas.

Cae fácilmente en el papel de victima y de la persona que sufre, al igual que en el de seductor, charlatán, intrigante o mentiroso. Inestable, intangible, impredecible, destructivo y vil. Grandes dificultades para establecer limites, hasta el punto de una total identificación con otras personas. Incapaz de asumir la responsabilidad de la vida propia. Se deja arrastrar sin tener terreno sólido en el que plantarse. Desesperación, melancolía, confusión, autoengaño y falta de orientación.

Neptuno en los Signos

Neptuno órbita por el zodiaco en 165 años y, por ende, permanece una media de 14 años en cada signo. Su posición en el signo del horóscopo establece principalmente una afirmación sobre la generación nacida en ese periodo de tiempo. La coloración individual que Neptuno le da a un horóscopo sólo se puede leer desde su posición en la casa y por sus aspectos respecto de los planetas personales. Como siempre representa la disolución, el sueño, la visión y la idealización para una generación bajo la respectiva posición de Neptuno, éstos se enumeran juntos con su lado problemático de falta de disciplina y debilitamiento.

Los Planetas Astrológicos

Artículos relacionados