Luna en Virgo y el amor

La sensualidad propia del elemento Tierra llega en este emplazamiento a un máximo de delicadeza y sutileza. Si tomamos en cuenta su carácter algo tímido y su tendencia natural a la introversión, veremos que ellos no son propensos a la expresión de su sensualidad fuera del marco de una relación íntima, en la que se sientan emocional- mente resguardados.
Estas personas suelen sorprender a sus parejas con una sensibilidad ardiente que sólo se expresa cuando todas las condiciones de comodidad física y emocional están dadas.
En relación a sus preferencias en el terreno del amor, se sentirán atraídas por aquellas personalidades que demuestren una actitud reflexiva y ordenada. Nada les espantará más que la falta de pulcritud tanto en la apariencia física como en la manera en que la persona parece llevar los asuntos de su vida. Se sienten poderosamente atraídas por aquellas personas que demuestran eficiencia y cordura para resolver todas las cuestiones.
Junto a personalidades irreflexivas o caóticas, sólo podrán encontrar sosiego si se sienten valorados por su eficiencia y si les es permitido ayudar a restablecer el orden y la organización.

Volver a Luna en Virgo