Luna en Leo y las relaciones sociales

No hay situación más estimulante para la Luna en Leo que las reuniones sociales y, sobre todo las fiestas, donde encuentra una oportunidad ideal para desplegar todo su brillo.
A estas personas les encanta organizar fiestas, aunque a veces prefieran no hacerlo por el desasosiego que les genera la posibilidad de que las mismas no resulten tan espectaculares como ellos deseaban.
Una Luna en Leo tiene que sentirse muy mal anímicamente para rechazar una invitación a una fiesta. En circunstancias normales, no desaprovecharán ninguna oportunidad social.
Cuando no insisten en acaparar la atención exclusiva a toda costa, son excelentes animadores y con facilidad contagian vitalidad al ambiente.
Suelen mostrar un comportamiento competitivo en la amistad, pero también pueden ser cálidos y generosos como ninguno. A su lado uno se siente más centrado y animoso que de costumbre, porque sin proponérselo, contagian un sentimiento de dignidad personal y de excepcionalidad. Son tan vitales y expresivos, que junto a ellos es imposible aburrirse.
Eso sí, siempre habrá que tener cuidado de no brillar más que ellos, porque si se sienten desplazados o en inferioridad de condiciones, optarán por alejarse.

Volver a Luna en Leo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *