Luna en Leo y el amor

Estas son personas anhelantes de pasión, de historias de amor glamorosas. Cuando se encuentran bien afianzados en la valoración de sí mismos, pueden establecer parejas llenas de vitalidad y su naturaleza pasional mantendrá a raya la amenaza del tedio y la rutina doméstica.
No es ésta una Luna particularmente favorecedora de la convivencia. Esta posición torna más difícil la vida amorosa cuando se encuentra en la carta natal de una mujer. Las mujeres suelen tardar más en perder el miedo a la indiferencia y pueden llegar a un extremo de reclamo de atenciones que fácilmente agotará la mejor disposición de una pareja. Lo más probable es que el marido verdaderamente valore a su esposa.
El problema es que con su actitud de pedido permanente, ella no le deje espacio para que él pueda expresarle, a su manera, su amor y admiración.
Las mujeres con Luna en Leo suelen deslumbrar por la luminosidad de su presencia y por la dignidad de su porte.
Son la compañía ideal para aquellos hombres que no se conforman con la mediocridad.
En la carta natal de un hombre, esta posición lunar no se hace tan difícil: cautivan a las mujeres sin el menor esfuerzo. El problema es que al ser tan seductores, con gran dificultad escapan a las tentaciones de la infidelidad.

Volver a Luna en Leo