Luna en Cáncer y el amor

Para poder abrirse a la intimidad, la Luna en Cáncer necesita sentirse emocionalmente contenida.
Les resulta muy difícil establecer un vínculo amoroso con alguien que no tome en cuenta su enorme necesidad de afecto y protección.
Por eso, estos nativos suelen establecer pareja con personas muy seguras de sí mismas y bien afianzadas en el mundo concreto. Junto a ellas se sienten protegidos, aunque no siempre logren la respuesta emocional que esperan.
No son propensos al jugueteo amoroso.
Prefieren las relaciones duraderas y tratarán siempre de evitar por todos los medios la ruptura.
Para ellos, la formación de una familia, más que un deseo, es una necesidad.
Si tienen que enfrentar una separación, no les resultará fácil comenzar una nueva vida. No hay nada más doloroso para esta Luna que el triste espectáculo de una familia destruida.
Por otra parte, esta posición lunar confiere una naturaleza extraordinariamente romántica. La relación amorosa tiene para estas personas resonancias novelescas.

Volver a Luna en Cáncer

Artículos relacionados