La casa VII

La Casa de la pareja y las relaciones

La Casa VII corresponde al área de la vida conectada con el otro, las relaciones profundas y duraderas, sean pareja, amores, amigos, socios, así como al «otro» en sentido amplio.
De este modo, mientras las Casas I a la V se refieren a las experiencias personales, a partir de la VI y hasta la XII, nos hablarán de! otro, de aspectos más sociales y espirituales.
Porque ésa es la dinámica de la Rueda Zodiacal. Cada uno de nosotros camina y transita etapas, de modo tal que, a lo largo de la vida, recorremos todas las áreas del Horóscopo.
Ya no se trata sólo de vivencias
individuales, sino sociales. Lo importante está relacionado con la otra persona, con el hecho de ser dos, de compartir nuestra existencia. Estar juntos, relacionarse, vincularse, hablar, ponerse de acuerdo, conocerse, ser capaces de amar serán los asuntos de esta área de la vida.

Los temas de la Casa VII

Correspondiente al signo de Libra, la Casa VII nos habla del interlocutor más cercano que tenemos, del espejo existencial que nos permite percibirnos a nosotros mismos y sentir a ese otro, comparamos, identificamos, socializar.
• Matrimonio: La Casa VII es el área de la vida donde elegimos a nuestra pareja, damos amor al otro. Corres-fide al ámbito del matrimonio y las relaciones duraderas. También, a los socios, compañeros y amigos.
• Conexión con el entorno social: Aprendemos a vincularnos con e! entorno social a partir de las relaciones que establecemos con los seres más cercanos.
• El placer, el disfrute de los vínculos: Los datos de la Casa VII nos dicen si sabemos gustar, seducir; si somos empáticos, si sabemos entablar relaciones, si sabemos armonizar, convencer, dialogar.
• Corresponde a la búsqueda del equilibrio entre las necesidades propias y las del prójimo. De ahí que sea
el área opuesta a la Casa I, la del Ascendente, mientras que la VII es la del otro. La conexión entre ambas Casas se considera un «eje» astrológico y presupone la existencia de un diálogo.

Signos del zodíaco y la Casa VII

ARIES
Al amar, es vital, impulsivo, activo, inquieto. Individualista, hay que hacer lo que ellos quieren. Es uno de ios signos más creativos del Zodíaco, valiente, apasionado y algo autoritario, pero sincero y directo en sus relaciones.
Quien tenga la Casa VII en Aries buscará parejas así: fuertes, vitales, masculinas e independientes.
TAURO
Es simple, casero, tranquilo, sensual, hogareño, estable, artístico y fiel. Un signo muy apto para estar en pareja, no le gustan los cambios y los planes alocados. Saben disfrutar, contemplar y suelen valorar la naturaleza y la belleza.
Al elegir pareja, usted buscará personas: confiables, cariñosas, hogareñas, que prefieran la estabilidad, el amor seguro y el placer de lo conocido.
GÉMINIS
Es inestable, curioso, inquieto, independiente, sensible pero muy propenso a escapar de los compromisos. Signo divertido, inteligente y gran comunicador, le interesa expresarse y aprender.
Al amar, elegirá a personas: inquietas, que compartan sus ideas, poco rutinarias, con curiosidad intelectual.
CÁNCER
Es cambiante, muy sensible, amoroso y soñador, necesita mucho amor y profundo, está muy ligado a los afectos de mucho tiempo. Son dulces, tiernos y muy hogareños.
Alguien con Cáncer en VII, busca un compañero/a: que le de un hogar, que lo proteja, que lo haga sentirse cuidado.
LEO
Muy seguros de sí mismos, confiables, protectores, apasionados, alegres y vitales, son propensos a ser el centro de atención, a destacar por su fuerte y brillante personalidad, a ser creativos y generosos.
Si tiene a Leo en su Casa VII, elegirá personas así: que impacten, que llamen su atención, que lo traten como a un rey, que pueda admirar.
VIRGO
Es ordenado, metódico, sensible, suave, dulce, creativo y práctico. Es muy importante el aseo personal, la sanidad física y psíquica y la capacidad de perfeccionarse constantemente.
Buscará gente con este carácter para compartir su vida: caseras, dulces, tranquilas, metódicas, que sepan cuidarse, cuidarlo y formar un hogar.
LIBRA
Romántico, sociable, seductor, amoroso y amable. Siempre buscan relacionarse con el otro, son buenos anfitriones, estéticos, artísticos e inquietos. Es muy importante la vida de pareja aunque suelen ser algo instables e infieles.
Si tiene Casa VII en Libra, elegirá personas así: lindas, estéticas, amables, que les guste disfrutar de los placeres de la vida, pero que no le pidan demasiada formalidad.
ESCORPIO
Es el seductor nato, magnético, intenso, comprometido, exagerado en su forma de sentir, dramático en sus sentimientos, pero poco empático, al mismo tiempo. Son celosos, posesivos y necesitan llevar una vida sexual intensa.
Casa VII en Escorpio elegirá personas así: intensas, complejas, misteriosas, con fuertes deseos, comprometidas afectivamente, que vivan para su pareja.
SAGITARIO
Es el aventurero nato, infantil, alegre, con sentido del humor, apasionado, generoso, ¡limitado en muchos aspectos, juguetón. Necesita creer en algo y en alguien, lucharán por ello incansablemente. Es importante darles espacio y no coartarles su libertad.
Sagitario en Casa VII elegirá parejas de este tipo: con fuerte personalidad, idealistas, justos, muy apasionados, alguien que respete su espacio, así como sus ansias de libertad.
CAPRICORNIO
Serio, formal, recto, directo, simple, de valores profundos, maduro y comprometido. Les gusta mucho estar solos, pero disfrutan mucho en familia. Se hacen respetar, lo suyo es una vida de trabajo y vivir con cierta austeridad.
Al formar pareja, buscará a una persona así: conservadora, seria, comprometida, formal, que tenga un proyecto y cosas en común con usted. Son de relaciones maduras y duraderas.
ACUARIO
Originales, innovadores y sociables, valoran mucho a sus amigos y estar en grupo. Son creativos, muy cambiantes y le huyen a las relaciones rutinarias.
Son muy independientes y autónomos, se sienten agobiados si el ser que aman no sabe respetar su libertad a la que defienden a capa y espada. Sin embargo, también lucharán porque la persona que aman sea libre.
Al amar, elegirá a alguien con estas características: un ser divertido, original, idealista, libre y, por supuesto, nada convencional; de otro modo, se aburrirá.
PISCIS
Es el más sensible de los signos, bondadoso y, sobre todo, muy comprensivo, amante de los placeres, del arte, inestable en sus sentimientos y vulnerable por esta sensibilidad extrema. Espiritual y místico, entregado, dependiente y deseoso de transitar cualquier experiencia que lo conecte con su alma, aunque no sepa bien hacia dónde se dirige.
Alguien con Piscis en Casa VII elegirá personas con esos dones: místicas, abiertas, sensuales, comprensivas, libres, poco formales, muy sensibles y buenos compañeros de ruta para estar junto a ellos en la ruta de la existencia.

Volver a Astrología