Inicio
Hechizos.us

Fantasías secretas de Virgo

Tocar con la yema de los dedos el vientre de un nativo Virgo puede producirle sensaciones muy intensas, pero sin duda una de las cosas que Virgo más teme y a la vez anhela es que le toquen los pies.

Virgo es un signo eminentemente nervioso y el placer que encontrará cuando alguien le roce o le lama los pies puede ser indescriptible por la cantidad de terminaciones nerviosas que éstos tienen. Virgo también disfruta cuando sus manos son acariciadas o lamidas.

Virgo es un voyeur en potencia y se vuelve loco mirando a los demás y espiándolos. Hacer un streaptease delante de un Virgo de uno u otro sexo es sin duda algo que les pone a cien. Con Virgo además hay que adoptar una actitud un tanto perversa, pelear con él -o ella- un poco antes de mantener relaciones sexuales. Puede que le guste el olor a limpio, pero un poco de sudor no viene mal para estimular la libido de este aséptico nativo.

Virgo necesita un entorno íntimo y pulcro para hacer el amor. Los paraísos artificiales estimulan la imaginación de estos nativos, que suelen llevarse la maquinilla de afeitar -o depilar- y el secador del pelo allí donde van. Unas sábanas blancas y bien planchadas siempre estimulan el apetito sexual de uno de los nativos más pulcros del Zodiaco.

Entre las fantasías más recurrentes de los Virgo están aquellas en que se ven observados mientras hacen el amor por alguien escandalizado.

La ropa interior blanca o beige, los picardías, los ligueros, etc., estimulan mucho al hombre de este signo. Las películas y las revistas eróticas, también son de su agrado. Pensemos que el sentido del tacto y de la vista son muy importantes para este nativo. A ella también le gustan los hombres elegantes, trajeados y con corbata, e imaginas ser seducidas por uno de estos en una encerada mesa de despacho.

Volver a Virgo

Volver a Signos de Zodíaco