El Sol en conjunción a Júpiter en Tauro

En líneas generales, una conjunción (la unión de dos planetas en el cielo astral) constituye un aspecto astrológico benefactor, que hace fluir nuestra energía, da suerte y alegría a la persona.
No afectará a todos por igual, ya que para saber en qué ámbito específico llegará esa fuerza, hemos de analizar, dentro de nuestra Carta Natal, dónde nos influirá específicamente. Allí será donde recibiremos una inagotable fuente de energía.
Sepa qué dones le ofrecen el Sol y Júpiter, dos de los planetas más benefactores para la Astrología.

La potencia conjunta del Sol y Júpiter

• Desde el punto de vista astrológico, esta conjunción favorece el bienestar general, la salud, la suerte en muchos niveles. Sobre todo, ayudará con un influjo positivo de buena fortuna en todos los órdenes. Colaborará para que logremos enfrentar dificultades, así como aumentar ganancias y poder. Asimismo, nos permitirá mejorar el nivel de razonamiento lógico y tomar buenas decisiones.
Júpiter es el planeta de la filosofía, la reflexión profunda y racional de cualquier acontecimiento o problema.
• Sin embargo, hay que tener en cuenta que también puede tener efectos negativos, ya que se trata de una conjunción tan potente y enérgica, que puede no reconocer límites.
• Así, se manifestará una tendencia a la indulgencia excesiva, al tiempo que un deseo exacerbado por los placeres de la mesa y el confort.
• Un relajamiento extremo que hace que no se preocupen demasiado por los problemas o, incluso, que no les interese avanzar en la vida. Genera pereza y holgazanería en personas predispuestas por un carácter débil o hipersensible.
• Otro aspecto negativo en principio, pero afortunado, es que la conjunción Sol-Júpiter «trae suerte», es decir, hace que los éxitos sean obtenidos con poco esfuerzo. ¿El aspecto negativo? Que induce a no valorar lo que se tiene. Mal aspectado, también puede generar gran melancolía.

En Tauro

• La conjunción se dará en el signo de Tauro; es decir, ambos planetas estarán posicionados en ese signo. Esa ubicación otorga buena salud, riqueza y felicidad. Da a la persona una abundancia de vitalidad que constituye una muralla contra enfermedades. Aun cuando haya influencias planetarias desfavorables que intenten adueñarse de su , resistencia, el restablecimiento será tan rápido, que parecerá milagroso.
• Este bienestar en el área de la salud resulta casi inexpugnable, debido a que está unido con una energía de mucho optimismo y jovialidad. Esta última característica hace que los poseedores afortunados de tal aspecto sean queridos por todos aquellos con quienes se ponen en contacto.
• Verá que todo el mundo lo mira y se fija en usted, ya que contará con una fuerza magnética especial basada únicamente en emitir «buena energía». Defenderá la amistad y la bondad, el altruismo y la simpatía, como valores fundamentales de su comportamiento con otros.
• Otorga, asimismo, gran confianza. Da un sentido justo para valorar, inteligencia y capacidad de liderazgo. Será ayudado para poder hacer obras, estudiar, progresar económicamente o dedicarse a profundizar en temas relacionados con el mundo espiritual.
• Tauro es un signo relacionado con el aspecto físico, el placer del cuerpo; por tanto, la conjunción influirá positivamente en este ámbito y en el de los placeres. Disfrutará de lo que tiene, de la naturaleza, de dar y recibir afecto, del arte, la sensualidad, lo bello.

Volver a Astrología