Descubrimiento de la traición

Muchas veces, quien es engañado no logra superar esta situación por no tener la certeza, la prueba concreta de que la infidelidad ha sido en efecto cometida.
Esto sucede porque la intuición rara vez deja de avisamos que algo anormal sucede en el vínculo, pero por miedo o inseguridad, no somos capaces de escuchar esta sabia voz que nos alerta.
Si usted duda de la infidelidad de su pareja, preste atención a estos síntomas:
• Su pareja se ausenta en horarios no habituales y pone excusas ilógicas para justificar su actitud.
• Cuando le reprocha su conducta, reacciona de forma agresiva o evita la comunicación.
• La relación física presenta importantes transformaciones. Su pareja evita el contacto, o bien, se muestra mucho más apasionada o cariñosa de lo habitual
• El diálogo deja de ser fluido y ya no se miran a los ojos.
• Usted comienza a tener pesadillas durante la noche y estados de angustia o ausencias a lo largo del día.
En estos casos, es importantísimo enfrentar la realidad, confirmar lo que está sucediendo y, de este modo, aprender a confiar en la propia intuición.
Aunque sea doloroso intentar ver con nuestros propios ojos el hecho, será útil hacerlo. Luego de esto, una vez que la infidelidad haya sido descubierta, es importante preguntarse
cuál nuestro rol en esa situación, revisar las experiencias infantiles para ver si, de algún modo, uno está repitiendo una historia familiar (con un padre o una madre que han engañado o abandonado al otro progenitor) y, muy especialmente, determinar qué papel deseamos reservamos en la vida, si el de victimas de la crueldad de quien supuestamente nos ama o la de defensores de nuestra dignidad.
La actitud que adoptemos ante un hecho de estas características determinará la calidad de nuestras futuras relaciones amorosas, porque solamente quien se respeta a si mismo y respeta al otro está dejando atrás el karma de heridas y traiciones afectivas, para iniciar el camino luminoso del verdadero amor.

Infidelidad

Artículos relacionados