Cuál es tu mejor pareja astrológica

Los elementos del Zodíaco son cuatro: Tierra, Fuego, Agua y Aire. Cada uno de ellos nos muestra una forma de expresión, una manera de ser, la energía básica que los diferencia del resto. Se corresponden con los elementos naturales. Esa fuerza astrológica constituye nuestra esencia y es la que hace que elijamos relacionarnos con determi­nado tipo de persona, que nos sintamos cómodos con alguien o que otra gente nos cause rechazo.
No todas las energías se llevan bien, todo depende del elemento y el vínculo que establezcamos. Así es muy probable que para el amor uno elija, por ejemplo, a alguien que se deja llevar, que no es posesivo, mientras que elegiremos otro tipo de energía al relacionarnos con nuestros amigos, o para ser socios, of incluso, para elegir a nuestro terapeuta. En cada caso, valoraremos aspectos diferentes.
Al hablar de «compatibilidad astrológica», nos referimos a energías que generan un movimiento interno y externo de adaptación, dinámica que es perpetua y dura toda una vida.
Lo mismo sucederá en la búsqueda de una relación afectiva o en el encuentro con una pareja.
Muchas veces, buscamos a alguien afín y conocido para nosotros; pero, en otros momentos, no es así, lo que necesitamos es una persona diferente, un opuesto o complementario, que nos enseñe esa energía astrológica de la que carecemos. Sepamos cuál es la mejor pareja según lo que deseamos.

Los elementos del zodíaco

En el Zodíaco, los cuatro elementos indican características esenciales. Lo que significa que las personas que comparten el mismo elemento poseen una personalidad similar en esencia. De este modo, se parecen en la forma de ser, de comportarse, moverse, pensar, sentir y relacionarse con el mundo y la gente.
Por ejemplo: los de Aire: Libra, Géminis y Acuario son signos afines, que se llevan bien entre ellos; igual los de Agua (Cáncer, Escorpio y Pisics). Es decir, tienen lo que se llama «buena química» o «empatía». Su comunicación es sencilla y fluida, lo cual no significa que sea profunda.
Sin embargo, podremos ver que, sobre todo al buscar pareja, uno necesita algo más que llevarse bien. Hay otros factores, como la pasión, el deseo, la entrega, aquello que nos fascina o estimula, que no son detalles, sino aspectos centrales. Constituyen ese elemento mágico que surge a la hora de conocer a alguien que nos gusta mucho y que, quizá, constituya el misterio del amor.
A continuación, te explicamos cuáles pueden ser tus mejores parejas según el signo del que seas y el elemento zodiacal al que pertenezcas.
Pero, primero, detallaremos las características principales de los elementos para entender cómo funciona cada uno de ellos en relación a los asuntos amorosos.

Cuatro formas diferentes de amar: agua, tierra, aire, fuego

Si conocemos el elemento al que pertenece nuestro Sol, podremos tomar conciencia de nosotros mismos y del otro, e iniciar una relación íntima de pareja. Cada persona, de acuerdo a su elemento, enfoca la seducción y el erotismo desde ángulos distintos.
Algunos son más sensuales y concretos, como Tauro; otros, más distantes y selectivos, como Virgo o, más claros y profundos, como Capricornio; todos signos de Tierra.
Respecto a los de Fuego, Aires destacará por su impulso y pasión; Leo, por su generosidad y alegría; y Sagitario, por su encanto y sentido del humor.
En e! caso de los de Agua: Cáncer demuestra sensibilidad y ternura; Escorpio, magnetismo y atracción y Piscis, delicadeza y entrega.
Los signos de Aire, por su parte, se manifiestan de forma muy expresiva. Libra lo hará de manera romántica y considerada; Géminis, de forma divertida y curiosa, y Acuario, con mucha libertad y creatividad.
Veamos cómo siente cada uno de ellos en este terreno tan delicado a la hora de enamorar y enamorarse.
Como vemos, cada elemento tiene su estilo de seducción, su propia forma de relacionarse con el otro y de expresar su sexualidad. Son fácilmente identificables, como mostraremos a continuación.

Sigue leyendo >>>

Artículos relacionados