¿Creer en la Astrología?

La Astrología está basada en el concepto de que los cuerpos celestes influyen de alguna forma sobre la vida de las personas y determinan sucesos en la tierra.
Se cree que una comprensión precisa, completa y tomando en cuenta todos los símbolos y factores astrológicos de estas influencias celestes, especialmente, en el momento de su nacimiento, puede darnos una perspectiva del carácter, gusto, comportamientos, pasiones, miedos, tanto de una persona como de su entorno.
Asimismo, permite también conocer su pasado, infancia, niñez, presente y acontecimientos, lo que le está sucediendo en un determinado momento y lo que le puede ocurrir de acuerdo a los movimientos planetarios en el cielo.

Fenómenos que se cumplen

Si bien la creencia en la astrología es muy antigua, sigue teniendo tantos adeptos, como gente que duda de ella, aún en nuestros días.
La razón fundamental del por qué creer en la astrología es que funciona. Miles de años de consultas acumuladas en la experiencia transmitida por astrólogos y Cartas Natales realizadas demuestran que aquello que los astrólogos ven en el cielo se cumple en la tierra. Incluso, se puede anticipar diversa información sobre el destino de una persona.

Varias astrologías

Sin embargo, hay que aclarar que existen muchas formas de hacer y concebir a la astrología. ¿Afecta en algo a la confianza en esta disciplina el hecho de que existan diferentes corrientes astrológicas? Lo cierto es que no, todo depende lo que cada uno espere de ella; los diversos enfoques sirven a lo que cada uno pretende de ella. Así, hay astrólogos expertos en analizar la vida de las personas comunes; otros que estudian lugares, países, situaciones políticas, guerras, decisiones económicas o sociales. Otros se concentran en temas humanos: problemas de pareja, padres e hijos.
Cada uno adoptará formas distintas de interpretar, de trabajar y de observar los mismos símbolos, algunos priorizan unos más que otros; el enfoque depende de lo que cada astrólogo y situación requiera.
Por ejemplo: si uno busca llegar a conocerse más a sí mismo y sumergirse en su mundo inconsciente, deberá buscar un astrólogo de tipo «personal», con cierta tendencia más psicológica. Pero, si el consultante es un gobernante, por ejemplo, buscara saber qué decisión política tomar, o qué estrategia elegir en determinado momento. En este caso, habrá que buscar un astrólogo especializado en un análisis más «político».

Varían los resultados según el enfoque

Si hay diferentes astrologías y enfoques, podemos preguntarnos si nos aportarán resultados diferentes y la respuesta es que sí. El punto de vista puede ser muy distinto y, también, los resultados.

Una buena Carta Natal asegura buenas predicciones

La base del trabajo astrológico es una buena Carta Natal, es decir, un mapa preciso del cielo de la persona y la posición de cada planeta y signo, según la fecha, el lugar, así como hora y minutos exactos de nacimiento. O bien, del nacimiento de una nación, idea, negocio, proyecto.

La interpretación

• Una vez que el astrólogo tiene esta información, está listo para comenzar a interpretar la Carta. Él se ocupa principalmente del análisis de los planetas, las Casas astrológicas, los signos y cómo estos se relacionan entre sí. Cada planeta tiene un carácter diferente y distintivo, que es modificado por el signo y la Casa en la que está colocado.
• Los signos son los doce signos del Zodíaco, que dependen de la posición del Sol.
• Las Casas Astrológicas corresponden a las 12 divisiones del Zodíaco que representan áreas de la vida. Se considera que los planetas viajan por las Casas influenciando cada área concreta de un modo específico al moverse.
• Pero el astrólogo, no sólo debe prestar atención a los planetas, las Casas y los signos, sino que también debe considerar sus relaciones mutuas. Estas uniones angulares entre los planetas son esenciales, tan importantes como los signos. Se denominan «aspectos» y pueden ser positivos, negativos o neutros. Hay muchos aspectos, el más negativo es la Cuadratura, que indica tensión, y el más positivo es el Trígono, que indica fluidez y cooperación.
• Por lo tanto, interpretar una carta natal es un asunto muy complejo y el astrólogo debe considerar todos estos factores juntos, de forma global, uniendo cada una de los factores individuales y fundirlos, quienes nos cuentan secretos, sentimientos, experiencias, acontecimientos de esa persona y, recién ahí, hacer una síntesis.

Hay planetas o signos buenos y malos

No hay planetas buenos ni malos eso es una idea antigua, y errada. Cada planeta tiene sus puntos más favorables y desfavorables. Lo mismo sucede con los signos.
Saturno, por ejemplo, considerado un planeta maléfico, siempre está ligado al esfuerzo, el deber, la responsabilidad, austeridad y seriedad.
Si uno busca la libertad, diversión, alegría, y las facilidades en las tareas, Saturno no nos ayudará; pero si perseguimos los intereses anteriores, sí lo hará.

¿Para que sirve consultar a un astrólogo?

En primer lugar, para conocernos más, dado que la astrología devela cosas ocultas de nuestra personalidad. Por otro, porque esta disciplina puede predecir aspectos concretos del presente, el pasado o el futuro de una persona.
La ubicación de los planetas puede ser utilizada como una guía de lo que es y será nuestro lugar en el mundo. Nos indica una dirección a seguir.
También, nos permite analizar las relaciones familiares. Sirve, asimismo, para hacer estudios de pareja (sinastrías), saber cómo es cada uno y predecir si se llevará bien o no con el ser amado.

Volver a Astrología