Aceite para el coraje

Esta mezcla está especialmente indicada para ser empleada en toda ocasión que requiera coraje o cuando se sienta temor ante el curso de un problema. La forma en que debe utilizarse depende de la índole del tema al que haya que enfrentarse.
En todos los casos será necesario ponerse un poco de este aceite en la nuca y en las sienes, además de hacerlo en otros lugares.
Si se tiene miedo ante un examen oral, por ejemplo, convendrá ponerse un poco en el cuello, a la altura de la garganta. Si debe realizarse una tarea manual, habrá que pasarse el aceite por las manos. Si el temor está originado por una posible discusión, usarlo alrededor de la boca.
Lo importante es tener en cuenta la zona del cuerpo con la cual pueda simboli­zarse el problema o que se vaya a utilizar para resolverlo.
En caso de enfrentarse a un conflicto amoroso, pasarlo sobre el lugar donde se en­cuentra el corazón.

Objetos necesarios

Un cuarto de litro de aceite de girasol
Una cucharada de flores de geranio rosa
Una cucharada de hojas de cedro
Tres granos de pimienta negra
• Agregar todos los ingredientes al aceite, agitar bien y dejar reposar durante quince días.

Volver a Los aceites

Artículos relacionados