La técnica del contra amuleto

La persona que ha sido víctima de hechizo de amor puede ser liberada mediante un amuleto que anule el efecto del realizado para encadenarla.
En este caso, el ser querido deberá conseguir que el hechizado llore sobre un pañuelo y, luego, guardarlo en un sobre de papel de seda en el que se escribirán las siguientes palabras:

Estas lágrimas guardan el secreto de un amor falso, producto maligno de un arte innoble.
Con estas lágrimas se irán las penas de un corazón hechizado.

A continuación, se debe quemar el sobre con el pañuelo, cuidando que las cenizas no se dispersen, ya que luego tendrán que ser depositadas en una hoja de parra, con la que se hará un paquetito.
Este, a su vez, será depositado en una bolsa cosida con hilo de seda y colgada en el cuello de la víctima.
Mientras la persona hechizada duerme, a su alrededor se pondrán sus seres más queridos y todos tocando el amuleto rezarán una plegaria por la liberación de su corazón. Cuando aquella despierte, ya se encontrará desatada del hechizo de amor. Lo ideal es que en las semanas subsiguientes siga llevando el amuleto, ya que el encantador puede apelar a algunas técnicas complementarias para ampliar el poder del hechizo inicial.
Como en todos los casos en que se lleva a cabo un desencantamiento, la víctima deberá llevar durante un tiempo, una vida recatada en la que los ayunos y las oraciones ayudarán a que no vuelva a caer bajo los efluvios negativos del sortilegio.

Volver a Liberarse de un embrujo de Amor

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *