Contrarreste la maldiciones

Adquiera una pequeña botella de vidrio transparente e introduzca en ella tres alfileres, tres pedacitos de raíces de ruda macho, un puñado de sal gruesa y la cascara de medio limón.

Coloque la botella en una ventana y déjela allí, sin cambiarla de lugar, y las maldiciones jamás le harán daño.

Volver a Magia con ruda