Concretar un viaje

El fuego, primera luz que los humanos pudieron producir a voluntad, ha estado desde siempre impregnado de connotaciones mágicas. Antes de emprender un viaje o mudarse a nuevas tierras, el hombre primitivo apelaba a esta luz elemental, solicitándole protección.
El traslado a otras latitudes no es algo fácil de lograr. Sin embargo, muchos consideran que es la única salida para superar la falta de trabajo y poder ahorrar dinero. Pero no es una decisión fácil de tomar, ya que demanda convertirse en extranjero y vivir lejos de los seres queridos.
Otras personas anhelan viajar porque saben que en la novedad de lo diferente y extraño se hallan respuestas que de otra manera no se podrían obtener. En un caso o en otro, muchos temen arriesgarse ante la posibilidad de un accidente, robo, enfermedad o cualquier sorpresa desagradable que un viaje pueda suscitar; por eso lo posponen. Para terminar con estos temores, proponemos un ritual de protección y buena fortuna para todo aquel que esté por emprender un viaje, ya sea por placer, obligación o necesidad.

para viajar sin riesgos

Este oficio se llevará a cabo una vez por semana, siempre los días miércoles, bajo la influencia de Mercurio, el planeta que rige los viajes.
Podrá repetirse con una frecuencia semanal, de acuerdo con la necesidad de cada oficiante. Se puede ejecutar para beneficio propio o de un tercero. Cumpla los pasos que siguen a continuación:
1- Arme el altar frente a un espejo o vidrio de una ventana. Esto permitirá la proyección a distancia de las fuerzas benéficas que se invocarán. Extienda un paño de color azul o celeste. Coloque a su izquierda una vela negra y a su derecha, una vela blanca. No deberá quedar más que 20 cm de distancia entre una y otra. Juntas, estas velas le ayudarán a hacerle frente a los problemas con la mente bien dispuesta para hallar soluciones rápidas y efectivas.
2- Incorpore al altar una fotografía del lugar a donde quiere viajar. Si ya tiene el pasaje, colóquelo también en el altar.
3- En recipientes separados, rodee la fotografía y/o el pasaje con granos de pimienta negra, granos de maíz y semillas de girasol.
4- Encienda las velas. Junte las palmas de las manos y atraviese con ellas en sentido vertical el espacio vacío entre las velas. Realice el movimiento hacia arriba y hacia abajo, cinco veces. Luego, repita en voz alta:

Espíritu Santo
que nos ha sido emitido
y permaneces cerca de nosotros,
aunque los espacios
resuenen vacíos
como si Tú estuvieras lejos.
En tus manos
perduran los siglos
y todas las cosas
serán en Ti cumplidas,
mientras reinan
en el misterio del silencio:
esperamos el mundo
que ha de venir,
lo esperamos con esperanza:
concédeme panicipar
de este nuevo mundo
para que sea propicia en mí,
la presencia de tu gloria.

5-Tome un puñado de granos de pimienta, otro de maíz y algunas semillas de girasol. Colóquelos en una bolsita de celofán. Repita:

Graba en mi espíritu
la ley del Reino:
que sea feliz en la pobreza;
feliz en la lucha;
feliz en el mundo nuevo.
Concédeme descubrir la dicha.

6- Conserve la bolsita. Le ayudará a concretar su viaje y lo protegerá durante el mismo. Si repite la ceremonia, podrá volver a usar los mismos elementos. No deshaga la bolsita, bajo ningún punto de vista, una vez que esté armada.

Volver a Magia con Velas

Leer más

Ritual para alejar las malas noticias

Este ritual se debe realizar un día sábado por la mañana.
1- Prepare el altar, como lo hace habitualmente, y encienda las velas blancas de altar a los costados del mismo; la zodiacal, de acuerdo con el signo de la persona a quien se destina el oficio, en el medio, y la diaria, a la derecha del altar. Esta vela, si se hace el ritual el día recomendado, deberá ser marrón.
2- Encienda las velas de oficio, delante de la zodiacal: Una vela negra, por su gran poder protector.
Una vela blanca, para balancear el intenso influjo de la vela negra.
3- Siéntese frente al altar, relaje su cuerpo y enuncie en voz alta la siguiente oración:

Estoy aquí para solicitar buerna fortuna.
Quisiera recibir
tu inapreciable fuerza
y encontrar el camino del bienestar
para poder hallar
la paz de ahora en más.
Líbrame de él, ¡Oh, señor!

4- Apague las velas y guárdelas. Este ritual se podrá volver a realizar pasados tres meses.

Volver a Magia con Velas

Leer más

Ritual para liberarnos de falsos amigos

1- Encienda las velas de altar: dos velas blancas, una a cada lado del altar.
2- Encienda delante de las velas de altar, en medio de ambas, una vela del color de su signo, en caso de que el ritual se haga en beneficio propio. Si el oficio está destinado a otra persona, se deberá colocar la vela de su signo correspondiente.
3- Encienda las velas de oficio, delante de la zodiacal: Una vela plateada, para cancelar o neutralizar daños y deseos negativos.
Una vela gris, para reforzar las defensas internas de la persona afectada por un falso amigo.
Una vela blanca para que la espiritualidad y la salud prevalezcan frente al mal.
4- Encienda a la derecha del altar, adelante, una vela diaria del color que corresponda al día en que se realiza el ritual.
5- Encienda un incienso que sea de su agrado. De esta manera, se creará una atmósfera serena y erradicará del ambiente la energía hostil. Como lo decimos siempre, es fundamental celebrar el oficio en un espacio libre de impurezas.
6- Siéntese frente al altar en posición de loto y cierre los ojos. Respire profundamente.
7- Una vez que se sienta bien relajado, pronuncie estos versos del Salmo 3:

¡Oh, Señor, cuánto se han multiplicado mis adversarios!
Muchos son los que se levantan contra mí.
Muchos son los que dicen de mí:
“No hay para él salvación en Dios”.
Mas tú, Señor, eres escudo alrededor de mí;
mi gloria, y el que levanta mi cabeza.
Con mi voz clamé al Señor,
y él me respondió desde su monte santo.
Yo me acosté y dormí, y desperté,
porque el Señor me sustentaba.
No temeré a diez millares de personas,
que pusieren sitio contra mí.
Levántate, Señor; sálvame, Dios mío;
sobre tu pueblo sea tu bendición.

8- Concéntrese mentalmente en la imagen del resultado que se quiere obtener.
9- Abra los ojos y apague las velas, guardándolas para repetir el ritual, durante tres días.

Volver a Magia con Velas

Leer más

Ritual para defenderse de un ataque

Velas a utilizar

tres velas nudo coloradas, una vela común negra, tres velas comunes blancas

Otros elementos

Un papel con el nombre del atacante y/o el motivo del ritual, una tijera abierta para cortar el mal

Momento y frecuencia del ritual

Luego de recibido un ataque, por la noche, tres días seguidos

Oración

Fuera,
lejos, a
pártate,
malvado,
y que yo reciba
el poder y la protección
para evitar tu daño.

Volver a Magia con velas

Leer más

Ritual de protección contra el Maligno

Velas a utilizar

dos velas Buda amarillas, dos velas Buda violetas

Otros elementos

Foto propia (y/o de las personas a proteger), un sahumerio a elección

Momento y frecuencia del ritual

una vez por semana, con el cambio de Luna, al anochecer

Oración

Fuertes y poderosos
elementales,
protección os pido.

Decir esto tres veces.

Volver a Magia con velas

Leer más