3 rituales de prosperidad para su negocio

* Apertura exitosa:
Si es posible, inicie la empresa con la Luna en cuarto creciente. Cuando realice la última limpieza del lugar, antes de la inauguración, debe barrer muy bien todo el local, en dirección hacia la puerta de la calle. A continuación, friegue el piso con una mezcla de agua, vinagre y aceite esencial de romero.
Además, coloque en la puerta de entrada un felpudo y, debajo, un poco de orégano junto a 7 clavos de olor

* Polvo para el dinero:
Mezcle cebolla seca, canela, hojas secas de la planta monedita o dólar, y de laurel. Convierta todos estos elementos en polvo bien fino , machacándolos en un mortero y, luego, sople esparciendo la mezcla por todo el lugar

* Mezcla atrae-clientes:
Ponga dentro de un recipiente los siguientes ingredientes: 1 puñado de maíz amarillo, 6 monedas antiguas, 6 monedas de uso corriente de color dorado, 6 hojas de laurel, 6 trozos de canela en rama y, por último, coloque un imán en el centro. Ubique el recipiente en un lugar alto de su establecimiento comercial y renueve los ingredientes cada luna llena.

Volver a Hechizos para los negocios

Leer más

Hechizo para agilizar el cobro de una herencia

El cobro de una herencia puede ser retrasado por una gran variedad de motivos entre los que caben mencionar la falta de acuerdo entre los herederos a la hora de poner precio a las propiedades, los trámites judiciales necesarios para su adjudicación y, en general, la toma de una serie de decisiones entre personas que tienen sus propios intereses y objetivos, a menudo diferentes de los del resto de los beneficiarios. Este hechizo se realiza con el fin de agilizar el cobro de una herencia. Pueden efectuar el ritual cuantas personas lo deseen, ya sea individualmente o colectivamente.
El reparto de una herencia, en muchas ocasiones, suele crear una gran desavenencia en la familia. Por lo general esta se produce por la intervención de los parientes políticos que intentan defender los derechos de sus cónyuges. Pero este no es el único inconveniente que puede generar trastornos y retrasos en el cobro de los bienes; si hay propiedades a repartir, es posible que estas deban venderse primero, lo cual significa que, quienes tienen una mayor urgencia económica acepten ofertas más bajas y que quienes tengan un buen pasar prefieran esperar el tiempo que sea necesario antes que malvender. Un juicio sucesorio implica gastos de abogados y pagos de impuestos, por ello antes de cobrar una herencia, generalmente debe realizarse un desembolso de dinero del que no siempre se dispone. El objetivo del ritual que se explica en este punto es agilizar el cobro de una herencia. Puede hacerlo cualquiera de sus herederos, sea individualmente o junto con otros que estén en su misma situación. No apunta a recibir una mayor cantidad de dinero sino,solamente, a lograr la venta de las propiedades si eso fuera necesario, o a acelerar los trámites judiciales correspondientes.
ELEMENTOS NECESARIOS
Un ramo de flores – Un jarrón – Una vela blanca – Una foto de la persona que ha fallecido – Un marco para fotos que no haya sido utilizado previamente – Tres monedas doradas – Tres pétalos de rosa – El perfume de la persona fallecida (o, en su defecto, el jabón que empleara).
RITUAL
• Poner la foto en el marco y, antes de cerrarlo, derramar unas gotas de perfume en las esquinas (o pasar la pastilla de jabón sobre ellas, para que se impregnen con su olor).
• Derramar en la parte posterior de la foto, tres gotas de cera de la vela y pegar en cada una de ellas una moneda dorada y decir pensando en el fallecido: «Ayúdame a conseguir lo que tú me has dejado».
• Derramar otras tres gotas y pegar en ellas los tres pétalos de rosa, al tiempo que se dice: «Agradezco de corazón todo lo que me has dado».
• Cerrar el marco; colgarlo en una pared o ponerlo sobre una mesa, escritorio, etc.
• Colocar el ramo de flores en un jarrón y situar este delante de la foto. Estas flores deberán cambiarse por otras nuevas a medida que se marchiten.
• Una vez cobrada la herencia, siempre y cuando fuera posible, llevar un ramo de flores a la tumba de la persona fallecida en señal de agradecimiento.

Volver a Hechizos para los negocios

Leer más

Hechizo para evitar un embargo

El embargo es una medida decretada por un juez que tiene por objeto hacer que el acreedor reciba la totalidad o una parte del dinero que se le adeuda. Por lo general, tanto este como el acreedor evitan llegar hasta este punto ya que la venta de los artículos embargados no siempre cubre la deuda total y todo el procedimiento es largo y tedioso. El objetivo de este hechizo es evitar un embargo. El ritual deberá ser efectuado por el deudor, preferiblemente por la noche.
Todo acreedor tiene el derecho de presentarse ante los tribunales competentes para reclamar judicialmente el pago de las deudas. Si el deudor no tiene dinero para hacer frente a los compromisos contraídos, el juez puede decretar el embargo de sus bienes para que, con el acreedor reciba lo que se le adeuda del dinero conseguido con su venta.
Para efectuar esta medida, se presentan en el domicilio o en el negocio del deudor los tasadores, que son quienes van a determinar el precio básico que se puede solicitar por sus pertenencias. Por lo general, como son bienes usados, de segunda mano, este precio suele ser muy bajo lo cual significa una pérdida importante para el deudor.
Los embargos también se emplean para restituir a los vendedores aquellos artículos costosos que no han sido pagados por el cliente (un coche, maquinaria industrial, motocicletas, etc.).
Este hechizo se realiza con el fin de evitar un embargo; ya sea mediante la refinanciación de la deuda o consiguiendo el dinero necesario para saldarla. Deberá realizarlo el deudor, en cualquier día de la semana y por la noche.
ELEMENTOS NECESARIOS
Dos folios – Lápiz o bolígrafo – Un puñado de sal gorda – Siete hojas de ruda – Una vela amarilla y otra marrón – Un limón, lo más verde posible – Una varilla de incienso de sándalo – Una cinta amarilla – Una caja de madera, con tapa (puede ser una de las clásicas cajas de puros) – Una piedra negra y otra blanca, del tamaño de una nuez pequeña – Una rama de canela – Un vasito de aguardiente – Tijeras – Un cuchillo.
RITUAL
• Encender la vela marrón con cerillas.
• Escribir en un folio la lista de todos los bienes que puedan ser embargados, procurando que ocupe el menor espacio posible.
• Finalizada la lista, recortar el papel sobrante.
• Practicar con el cuchillo un agujero de 2 cm de diámetro en la parte superior del limón.
• Enrollar la lista que se ha escrito y meterla dentro del limón, diciendo: «No conseguirás lo que obtuve con mi esfuerzo».
• Tapar el limón con la piedra negra y apagar la vela marrón.
• Encender la vela amarilla y el incienso de sándalo.
• Hacer la misma lista en el otro folio y enrollarla de modo que guarde en su interior la rama de canela. Si por su longitud no cupiera en la caja de madera, volverla a desplegar y recortar el papel sobrante.
• Una vez que se ha guardado la lista en la caja, echar sobre ella las siete hojas de ruda.
• Poner en la caja la piedra blanca diciendo: «Conjuro a los poderes de la Tierra para que me ayuden a saldar mis deudas».
• Verter sobre el papel el aguardiente al tiempo que se dice: «Conjuro a los poderes del Fuego para que nadie me quite lo que es mío».
• Atar la caja con cinta amarilla.
• Enterrar el limón (puede ser en un tiesto) y guardar la caja en un rincón donde nadie la toque.

Volver a Hechizos para los negocios

Leer más

Hechizo para conseguir una hipoteca

Una de las máximas prioridades del hombre es la vivienda; un lugar que pueda considerar como propio o de la familia. Debido al coste que tienen las construcciones, la única posibilidad que tiene una persona de comprarse una casa es mediante un crédito hipotecario: el banco le facilita el dinero para adquirirla, con intereses, recibiendo como garantía la construcción. Este hechizo tiene por objeto conseguir un crédito para comprarse una casa. Debe ser realizado por el comprador una vez que el préstamo haya sido solicitado.
El gasto más grande que toda persona hace a lo largo de su vida es la adquisición de una vivienda que, salvo muy pocas excepciones, tarda muchos años en pagar. La forma habitual para conseguirla es pedir un crédito hipotecario, que consiste en un préstamo con intereses por parte o la totalidad del valor de la vivienda, poniéndose la misma como garantía. La devolución del préstamo se pacta en cuotas y si el beneficiario no las paga, el banco se queda con la propiedad.
Como es muy alto el capital que el banco arriesga en estos préstamos, sólo conceden hipotecas a quienes, según estiman, no tendrán problemas en devolver el dinero; de ahí que muchas solicitudes sean denegadas.
Este hechizo se lleva a cabo con el fin de conseguir que un banco autorice un crédito hipotecario. Deberá efectuarse después de haber cursado la correspondiente solicitud y el oficiante deberá ser la persona que ha pedido el crédito. Conviene hacerlo en día jueves, a ser posible con la Luna en cuarto creciente.
ELEMENTOS NECESARIOS
Papel y lápiz – Agua de azahar – Cinco piedras grandes – Un plato o una bandeja de metal – Una vela amarilla – Una moneda dorada – Una pizca de arena – Ramas de lavanda, seca – Un cordón dorado o amarillo.
RITUAL
En un rincón de la casa, poner la moneda en el suelo con la cara hacia arriba. Escribir en el papel el nombre de la institución a la que se ha pedido la hipoteca. Doblarlo para que ocupe el menor espacio posible y colocarlo sobre la moneda. Poner sobre estos dos objetos las piedras, de manera que formen una pirámide; es decir, cuatro formando la base y sobre estas, la quinta. Deberán tener, cada una, el tamaño aproximado de un puño. Salpicar sobre el conjunto un poco de agua de azahar.
Encender la vela con cerillas y fijarla en la piedra que forma la punta de la pirámide derramando sobre esta un poco de cera. Echar sobre la vela una pizca de arena, procurando que la llama no se apague. Atar las ramas de lavanda con el cordón, acercarlas a la llama de la vela hasta que ardan y ahumar con ellas el altar que se ha construido al tiempo que se dice: «Por el poder del fuego, que lo que he pedido me sea concedido».
Dejar que la vela se consuma y no retirar el altar hasta que se conceda la hipoteca. Una vez que esto suceda, dejar las piedras en un espacio al aire libre y guardar la moneda. Esta se deberá colocar en un rincón de la nueva casa, donde nadie la toque.

Volver a Hechizos para los negocios

Leer más