Visiones contaminadas

Son producidas por fluidos mentales de tipo inferior, las visiones «contaminadas», es decir, no puras, se llaman también «soñar despiertos».

Son el fruto de la imaginación de la persona que se pone a meditar, o sea, que representan sus deseos, lo que querría que ocurriera y no lo que realmente ocurre u ocurrirá.

Tenemos que aprender a distinguirlas y a valorar su significado «distorsionante», mientras contemplamos la bola de cristal.

Así como debemos aprender a rechazar los pensamientos negativos e improductivos (porque generan neurosis), del mismo modo tenemos que dejar de «soñar despiertos», huyendo de la dimensión consoladora, de color de «rosa», que no corresponde, en absoluto, y que está fuera de la realidad espiritual.

Volver a Bola de cristal