Meditación para Luna llena

En astrología se considera a la Luna como principio femenina. La Luna es el reflejo de la luz solar y representa, meditaciondentro de nuestra personalidad, a nuestra infancia, nuestro hogar materno y a nuestra madre. En la infancia se forma y estructura nuestra autoimagen. El bebé se anida en el útero materno, dentro de una bolsa, flotando en el líquido amniótico, útero este que astrológicamente es representado por la Luna. Es el elemento Agua, la leche, el alimento que está representado en la Luna; y la Luna/Mar/Mater es indicativa de la fertilidad de la mujer. De esta depende el bebé para su desarrollo emocional y sentimental. En cuanto nace, el bebé va al regazo de la madre para recibir calor, alimento y amparo. Si esta madre lo rechaza, si no lo alimenta, o peor, si lo agrede y maltrata, el bebé tendrá serios problemas psicológicos al llegar a la fase adulta, incluso aunque no tenga conciencia de ello. El subconsciente guardará los acontecimientos en la memoria
psíquica. De hecho, la Luna representa la parte psíquica inferior, el ego y se integra a la personalidad.
En la Luna Llena aumentan las crisis. Todos nos volvemos más melancólicos. La Luna estimula nuestro lado más íntimo, nuestros recuerdos y nuestra memoria. Todos los meses la Luna se opone al Sol y refleja esta Luz sobre nosotros. Ésta funciona como un reflector, iluminando un área específica de nuestra vida. Actuando de noche, ella enfoca las áreas secretas y ocultas de nuestra psique. Desde el punto de vista astrológico, el signo donde se halla la Luna cuando está Llena o Nueva
(lunación), acaba teniendo una importancia mayor en aquel mes específico y en los asuntos representados por el signo donde ella se encuentra. Es como si la Luna enfocase un área de nuestra vida. De ahí la importancia que tienen las Lunaciones al hacer las previsiones astrológicas.
En cada Luna Llena se crea un puente de contacto y comunicación. La Luna es bloqueada por la luz del Sol de modo tal que la transmisión del Sol entra en el campo electromagnético y transmite su energía a la Tierra a través de los planetas.
Alrededor del día 20 de cada mes, el Sol entra en el campo de uno de los signos zodiacales y transmite su energía a la tierra. En la época de Luna Llena, el Sol inunda a la Luna con sus rayos que vienen con la energía del signo del mes. Los días de Luna Llena – tres antes y tres después – se los conoce como los “días de oportunidad”. En este lapso de tiempo, tenemos la oportunidad de regenerarnos energéticamente.

¿Por qué meditar en noches de Luna llena?

Se aprovecha las noches de Luna Llena para pedir por la paz, por el amor, por nuestra propia familia y para armonizarse. Cada uno de los participantes ofrece sus peticiones y juntos se hace una sola vibración, una sola energía.

Recomendaciones

Se aprovecha las noches de Luna Llena para pedir por la paz, por el amor, por nuestra propia familia y para armonizarse. Cada uno de los participantes ofrece sus peticiones y juntos se hace una sola vibración, una sola energía.

Oración

Madre Luna que vives de
noche, que nos envuelves con tus
rayos de plata.
Señora del silencio y la oscuridad,
que nos muestras el camino
para que no tropecemos
y nos iluminas la tierra sobre
la que caminar. Ahora que estás en la cumbre
de tu poder
te rendimos honores.
Aleja de nosotros cualquier
tipo de mal,
protege a quienes amamos,
neutraliza a nuestros enemigos,
danos paz, salud y prosperidad.
¡Bendiciones!

 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *