Cómo saber si una persona está hechizada

hechizadaTodavía no se ha inventado una máquina que mida y clasifique los efluvios emanados por los cuerpos, lo más parecido es la cámara que fotografía el aura personal. Pero si aquella existiera podría detectar nubes de embrujo que rodean a las personas, animales o ambientes hechizados. Sí, este aparato, por ahora imaginario, daría informes precisos (similares a los del electroencefalograma, la radiografía o La resonancia magnética) sobre el estado energético de un cuerpo, pudiendo diagnosticar casos de mal de ojo, daños por encargo y conjuros en general. Por suerte, hasta que este maravilloso invento llegue, contamos con la sapiencia antiquísima -y renovada- de la comunidad bruja. Entonces, nada hay que temer, porque aprendiendo este saber cualquier brujo puede detectar fácilmente un trabajo para luego aplicar un contrahechizo. El peligro más bien radica en la posibilidad de no percibir con la necesaria rapidez la presencia de un daño.
Las causas originales de una enfermedad, accidente o infortunio pueden remontarse a factores tan sutiles como el karma, las influencias astrales, las cargas energéticas negativas, la envidia y el mal de ojo. No siempre las personas hechizadas son víctimas de la mala voluntad ajena. Hay gente que no es consciente del mal que puede produdr. Y también hay espíritus más perversos que pueden ojear o enviar un trabajo intencionalmente para producir efectos nefastos sobre su víctima. Lo importante para el caso es agudizar los sentidos, estar alerta y actuar en consecuencia.

Síntomas

• Pérdida del apetito, incluidas aquellas cosas que siempre le atraen.
• Si es un niño pequeño, llorará sin que podamos encontrar la causa.
• Vómito o convulsiones.
• Jaquecas e Insomnio.
• Desgano, falta de energía.
• Falta de iniciativa.
• Rachas de mala suerte.
• Ante la aparición de una persona, especialmente si se piensa que es envidiosa, Las cosas comienzan a salir mal, aparecen excesivas dificultades que le quitan las energías para actuar.
A esta lista tradicional, podemos agregar síntomas de hechizos que han surgido en la actualidad (último siglo) y que mayormente se manifiestan en el entorno (ya sea porque el ambiente está embrujado o como una extensión del daño que afecta a la persona que lo habita):
• Varios electrodomésticos se descomponen simultáneamente en el hogar o la empresa.
• Desaparecen con frecuencia y de manera inexplicable objetos de uso cotidiano.
• A pesar de su cuidado, las plantas se marchitan o enferman.
• Roturas de cañerías, canillas, cuadros, espejos, muebles, etc.
• Los ambientes se llenan de insectos que no ceden ante el más potente insecticida.
• Hongos, telarañas y humedad en las paredes.
• Suciedad, espedalmente pelusas, migas y polvillo, se acumulan a pesar de la limpieza diaria.
• La sal y el azúcar se humedecen fácilmente.

Técnicas de diagnóstico

• La más popular: Se prepara un redpiente con agua y otro más pequeño con aceite de cocina. El presunto ojeado introduce sus dedos índice y anular en el aceite, luego los deja gotear sobre el agua. Si está afectado, el aceite se dispersará en unas pequeñas gotas o se hundirá en el agua. Si la persona afectada, no estuviera presente, se puede realizar la prueba con cualquier objeto de su pertenencia.
• La del bostezo: Consiste en colocar la mano izquierda sobre la cabeza del afectado, mientras con la otra mano se realizan varias señales de La Cruz y se rezan tres Padrenuestros, tres Ave Marías y tres Glorías. Si la persona está hechizada, se sentirá un fuerte impulso al bostezo, se le llenarán tos ojos de lágrimas, e incluso se producirán eructos. Estos síntomas desaparecen cuando termina la prueba y no afectan a quien la realiza.

 
 

Hechizos y brujerias

curar de palabra los parasitos, hechizo como saber si estoy echizada

Un comentario en “Cómo saber si una persona está hechizada

  1. Hola yo ya estoy cansada de esta racha ya son muchos años desde que tengo uso de la razón nos han pasado cosas desde las mas simples hasta las mas nefastas por favor alguien que en verdad nos pueda ayudar y que no nos time.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *