Cómo estimular la clarividencia

Al igual que la mayoría de las creencias paranormales, los seres humanos han demostrado una creencia en la clarividencia durante siglos.
La clarividencia es la capacidad de experimentarla vida-más allá de los cinco sentidos y por esa razón, a menudo sé llama el sexto sentido.
Las personas que acceden al conocimiento a través de la intuición captan una realidad que no está al alcance de su percepción normal y cotidiana. Sin embargo, pocas veces somos capaces de ser lo suficientemente sensibles para recibir esa información, Estamos educados para actuar en función de la razón, pero ésta es mucho más limitada que la intuición,

La conexión se logra en estado de alegría

Conectarse con su capacidad para adivinar el futuro puede venir sin que usted lo requiera, pero, sí usted se prepara para recibirla, tendrá una visión mucho más completa. Algunas personas utilizan las cartas para ayudarse, pero la realidad es que sólo usted, en un estado de relajación y felicidad, es el “elemento” necesario para la conexión. Muchas veces existirán obstáculos que le impedirán la conexión. Si esto sucede, no se exija, deje el contacto para otro momento.
La información se recibe del Universo y no hace falta ser sabio, astuto ni inteligente para acceder a ella sino estar en un estado de calma y alta concentración. Si viera desgracias, accidentes o situaciones similares tenga cuidado, porque pueden ser enlaces con información negativa que le alcanzan seres oscuros. Recuerde que la conexión sólo se logra en un estado de alegría y felicidad, y solamente desde allí verá los mensajes correctos,

Ejercicios para perfeccionarla

Para realizar estos ejercicios es muy importante cumplir con los siguientes requisitos;
• Disponer de un lugar tranquilo y silencioso, limpio de malas energías.
• Asegurarse de no sufrir interrupciones. Relajar totalmente el cuerpo,
• Coloqúese en una posición cómoda y relájese completamente. Concéntrese en las informaciones que reciban sus sentidos y en sus sensaciones internas.
• No pensar y entregarse a las percepciones.
• Registrar todas las sensaciones que se experimenten durante el ejercicio. Durante la práctica, utilice un grabador para registrar todas las percepciones. Por ejemplo, para grabar frases como; “Los latidos de mí corazón se aceleran”, “Escucho una música que proviene de la calle”, etcétera.
• También, puede registrar los estados y sensaciones anímicas, transformándolos en oraciones sencillas; “Necesito sonreír”, “Siento una gran calma”, “Tengo miedo”. Si no desea grabar estos mensajes, puede pedirle a una persona de confianza que lo asista y tome nota de lo que usted perciba y sienta.